LA VIVIENDA, UN DERECHO HUMANO, INDICADOR DE BIENESTAR E INCLUSIÓN SOCIAL

  • Rafael Arredondo Quijada

Resumo

Este artículo aborda aspectos económicos, políticos y sociales que han rodeado el acceso a la vivienda en España, un derecho humano por consolidar, no sólo en este país sino en la gran mayoría de países, incluso en aquellos considerados como más desarrollados.

La crisis iniciada en 2008 hizo saltar por los aires no sólo una burbuja financiera, sino la imposibilidad de hacer cumplir un derecho fundamental como es el acceso a una vivienda digna y adecuada. Donde aquellos sectores de población con mayores riesgos de vulnerabilidad para su acceso, como son: las mujeres, los jóvenes, los mayores, las personas con discapacidad, los gitanos, los migrantes y las personas sin hogar (Kothari, 2008), quedaron y se encuentran cercanos a la exclusión. Dichos grupos, a nivel europeo son objeto de las políticas de vivienda social en la actualidad, con un enfoque más amplio y global teniendo en cuenta la diversidad de la estructura familiar que existe en estos momentos (García y Arends, 2012).

El acceso a la vivienda en la actualidad afecta a millones de personas que tienen muy lejano el conseguir un espacio habitacional, ya que su utilización como bien mercantilizado y especulativo lo ha venido impidiendo. Por lo que esta situación de manera urgente debiera de ser incorporada en las agendas políticas para garantizar su habitabilidad, acceso y reconocimiento de derecho, de lo contrario se seguirá generando más desigualdad y bolsas de población cada vez mayores, en exclusión residencial

Publicado
2019-12-31
Seção
Artigos